Astillas

La madera triturada o astillada, sirve principalmente como materia prima para la industria maderera, así como biocombustible y como combustible renovable para usar en calefacciones a base de biomasa. Se componen de un 100 % de madera y se obtienen localmente como subproductos de las explotaciones forestales.

Durante la recolección de madera, junto a los tocones de raíz y las hojas de árboles, que habitualmente se dejan en el bosque, aparecen otros subproductos, que son secados y triturados para ser luego procesados y convertidos en astillas, o en madera triturada.

Las calefacciones en base a madera triturada o también mediante astillas, forman parte de las alternativas más convenientes para calefacciones con madera, sin embargo esta calefacción en base a astillas, requiere un lugar de almacenamiento de madera triturada, comparativamente muy extenso. En la mayoría de los casos, se puede almacenar bajo techo, pero a veces también a la intemperie.